viernes, 8 de julio de 2016

Amphiprioninae (Nemo) 1/2


El pez payaso se caracteriza por sus contrastados e intensos colores, rojo, rosa, negro, amarillo, naranja o blanco. Procede de los arrecifes de coral del Indo-Pacífico, y vive conjuntamente con las anémonas, teóricamente especies depredadoras, de las que obtiene una protección frente a posibles atacantes. A cambio, los peces payaso ofrecen la posibilidad de acercar alimento a la boca de la anémona, y, con su continuo movimiento, limpian el disco oral y los tentáculos de la anémona, evitándole infecciones bacterianas. Al tiempo, los ejemplares adultos de pez payaso defienden a sus anémonas hospedantes de peces depredadores especializados, como los peces mariposa de la familia Chaetodontidae.


Se distribuyen en aguas tropicales del océano Indo-Pacífico, desde la costa este africana, mar Rojo, Madagascar, golfo de Omán, golfo de Bengala, Seychelles, Maldivas, India, Sri Lanka, Indonesia, China, Vietnam, Filipinas, Japón, Nueva Guinea, Australia, Fiyi e islas del Pacífico central hasta Hawái, Micronesia y Polinesia.


Según la especie de pez payaso, se asocia a determinadas especies de anémonas. En el caso de A. ocellaris, por ejemplo, principalmente a las anémonas Heteractis magnifica, Stichodactyla gigantea y Stichodactyla mertensii. Las anémonas poseen nematocistos en la superficie de sus tentáculos, y son capaces de inyectar una toxina paralizante, que utilizan para atrapar y matar a sus presas (incluidos los peces). 


Los peces payaso no son inmunes a la toxina desde su nacimiento, pero se inmunizan lentamente con la ayuda de una capa de moco que segregan sobre su piel, dificultando que los nematocistos se adhieran, lo que permite que su cuerpo absorba pequeñas dosis a las que, paulatinamente, se va acostumbrando el pez, llegando a ser completamente inmune a la toxina cuando es adulto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada