viernes, 15 de julio de 2016

Colimbio (Becky)


Los colimbos son aves de tamaño bastante grande, del tamaño de un pato grande o un ganso pequeño. Son aves acuáticas que nadan semihundidos (como los cormoranes, no como los patos). Cuando descansan sobre el agua su línea de flotación está más alta que la de los cormoranes. Tienen los tres dedos frontales palmeados. A diferencia de los cormoranes que tienen el pico ganchudo, los colimbos tienen el pico largo y puntiagudo y cola más corta. En vuelo los colimbos parecen gansos rechoncos con alas de Laridae, relatívamente pequeñas en proporciónc on su voluminoso cuerpo. Cuando nadan suelen apuntar su cabeza ligéramente hacia arriba, pero menos que los cormoranes. En vuelo en cambio su cabeza cuelga más que en otras aves acuáticas similares.


Los machos y las hembras tienen un plumaje idéntico, pero los machos suelen ser algo más grandes. En cambio ambos tienen distintos plumajes según las estaciones, aunque todos tienen el vientre blanco en cualquiera de los plumajes. Los adultos tienen un plumaje estival, en la época de cría, con un patrón de color en blanco y negro (con la cabeza gris en algunas especies) muy caractarístico y que permite diferenciar a las especies claramente, y un plumaje invernal más austero, en tonos grisáceos en las partes superiores y blacos en las inferiores, incluidas la garganta y parte frontal del cuello, donde todas las especies se parecen bastante a primera vista. Entonces las distintas especies de colimbo pueden distinguirse por algunas características, como el tamaño, el color de la cabeza y el cuello, la espalda y el pico


Los colimbos son excelentes nadadores, usan sus patas para impulsarse en la superficie y bajo el agua. Sus patas están situadas muy atrás en su tronco, por lo que les resulta difícil mantener el equilibrio. Por ello suelen evitar ir a tierra firme, excepto durante el anidamiento o si están heridos

 Se alimentan principalmente de peces, y complementan su dieta con anfíbios, crustáceos y otros animales acuáticos pequeños. Prefieren los lagos de aguas claras donde pueden ver con facilidad a sus presas. Los colimbos usan su puntiagudo pico para agarrar o atravesar a sus presas. Se tragan a sus presas enteras y enguyen a los vertebrados empezando por la cabeza para facilitar su tránsito. Para ayudar a su digestión los colimbos traban grava del fondo de los lagos.


Los colimbos se aparean en tierra, a menudo sobre el lugar de sus futuros nidos, y construyen sus nidos cerca del agua, y prefieren emplazamientos completamente rodeados por agua como las islas o plataformas de vegetación emergente. Los colimbos usan gran variedad de material vegetan para construir sus nidos, como vegetación acuática, acículas de pino, hojas, hierva y musgo además de barro. A veces casi no ponen casi ningún material. Ambos sexos construyen el nido e incuban conjuntamente durante unos 28 días. Si se pierden los huevos durante la incubación puede que la pareja realice una segunda puesta, generalmente en otro sitio. Como el nido está situado muy cerca del agua, las crecidas pueden hacer que tengan que subirlos hasta casi un metro si se producen lentamente.


Aunque ambos sexos participan casi por igual en la construcción del nido y la incubación, los estudios demuestran que son los machos los que eligen el emplazamiento del nido. Este patrón tiene la importante consecuencia de que los machos, y no las hembras, establecen lazos con el territorio que permiten que tiendan a producir más polluelos allí a lo largo del tiempo. La predisposición sexual a familiarizarse con el emplazamiento puede explicar, en parte, por qué los machos luchan tan duro para defender sus territorios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada